El Corazón de Candamo

A lo largo de estos meses queremos daros a conocer todo el proceso seguido por la Fresa, desde que llega en forma de pequeña planta a nuestra tierra, hasta que la podemos saborear en nuestra mesa. Será un recorrido lento, pero sabroso; lleno de aroma, sabor y color… queremos entregaros un pedacito de nuestro corazón, el “corazón” de Candamo.

martes, 16 de enero de 2007

Recogida de los plantones en el Ayuntamiento


Una vez realizados los encargos, a mediados de diciembre, las plantas ya se encuentran en Candamo. Han viajado desde la localidad de Navalmanzano, en Segovia.
Son 44.000 plantas, distribuidas de la siguiente manera:




Es el momento de ponerse en contacto con quienes realizaron sus pedidos para que pasen por el ayto a recogerlos. Aquí podemos ver las fotos de algunas de esas personas en el momento de la recogida.



Estrella y Gonzalo recogen las fresas que les entrega Maribel.





Maribel entrega las fresas a los vecinos de Santoseso, Armando y Delfina. A la derecha, vemos a Alfredo con los plantones que había encargado.






Valiente y Tere, también pasaron a recoger sus plantas por el Ayuntamiento.

Así comienza el ciclo anual de La Fresa...


Como cada año, desde el Ayuntamiento de Candamo y a través de Bandos Municipales, la población de todo el Municipio recibe la información para que puedan encargar los plantones de fresa.
El pedido mínimo son 250 plantas y están subvencionadas en un 50%; en el caso de que el pedido sea superior a 2000 plantas, dicha subvención será del 75%.
Este año las tres variedades son: Seascape, Selva y Diamante.
Los pedidos se tramitan en el Ayto antes de finalizar noviembre.

Comenzaremos haciendo un poco de historia...

Este año se celebra la vigésimo novena edición del Festival de la Fresa de Candamo.
Parece que fue ayer, pero ya han pasado más de 28 años desde que la “Asociación de Vecinos San Bartolomé de Grullos” decidiera, en su reunión del 2 de febrero de 1979, establecer una fecha para ensalzar una fruta muy preciada en Candamo: La Fresa.
En un principio, se trataba de un concurso- exposición que se celebró el 10 de Junio de 1979 y se denominó “Día de la Fresa”.

Al año siguiente, en 1980, la Asociación entabló contacto con el Ayuntamiento de Candamo para que entre ambos se pudiera dar un mayor impulso a esta fiesta.

De esta manera, en 1981, se cambia la denominación de la misma, pasando a celebrarse ese año el “III Festival de la Fresa de Candamo”, nombre que aún se conserva hasta la fecha.





Cartel y programa de 1981

Es un momento muy importante para el festival:
· Se celebra el primer concurso de fresas el 14 de junio.
· Se establecen las bases de dicho concurso, entre ellas se indicaba que sólo podían vender fresas las personas que participaran en el mismo.
· Se nombra un tribunal que asignará los primeros premios: fresa de oro, plata y bronce; así como un trofeo al stand mejor presentado.




Entrega de trofeos del primer concurso de fresas.

· Y se dan a conocer en prensa las bases para poder concursar



En esa edición, se vendieron más de 1.500 k de fresa a 175 pesetas de la época y los periódicos de la región se hicieron eco del éxito de la organización.





En 1982, comienzan a establecerse otros canales de difusión para dar a conocer el Festival: la Radio y la Televisión, junto con la Prensa regional invitan a la asturianía a visitar Candamo con motivo de la fiesta. Son 42 personas las que muestran sus afamadas fresas.

En 1983, el nº de productores y productoras se eleva a 76.

En 1988, se añade una nueva cláusula a las bases, gracias a la cual, se permite vender otros productos de la huerta candamina, fuera de los stand destinados a las fresas.

A lo largo de estas 29 ediciones no se han producido grandes cambios, el Festival sigue vivo y esto es posible gracias al sacrificio, el tesón y la ilusión que ponen los miembros de la “Asociación de Vecinos San Bartolomé de Grullos", como organizadores; al Ayuntamiento de Candamo, como patrocinador; a la colaboración de Entidades Financieras y sobre todo, a los quienes con tanto mimo y esfuerzo cuidan sus preciadas fresas.

Gracias a este Festival de la Fresa y a la Cueva de la Peña, Candamo es conocido en toda Asturias; quienes vienen a visitarnos, se llevan un cúmulo de sensaciones, de olor, color, sabor… pero por encima de todo, se llevan lo más grande… El corazón de Candamo.

Algunos de los carteles anunciadores del festival:













Por alusiones...

Cuenta Dionisio Pérez, en “Guía del buen comer español”, que Atanasio Rivero,
escritor asturiano residente en la Habana, escribió en el “Diario de la Marina”, allá
por los comienzos del XX, una apasionada loa a las fresas de Candamo:

Unas fresas que quitan el sentido y que dieron dentera a las del real sitio de Aranjuez.”

Muchos años antes, en la segunda mitad del siglo XVIII, el leones Juan de la Mata, en “Arte de Repostería”, sin duda el más importante tratado antiguo de esta materia en España enseña lo que sigue:

“Las fresas se dividen en dos especies: unas son blancas y este color es meramente
accidental, y están así a causa de no haberlas dejado perfeccionar; las otras son totalmente rojas, esta es señal de su entera madurez aquellas primeras son inútiles, no obstante muchos gustan de ellas, y a falta de las rojas pueden servir; pues en tal caso más vale hartura que hambre; las rojas tienen notables propiedades benéficas: confortan la vista con su hermoso color, alegran el olfato y el gusto, fortifican el corazón y el cerebro; cualidades que con razón las hacen estimables en el uso de la confitería.”


Y para culminar la alabanza de este fruto extraordinario, abundante en toda Asturias, y con preferencia en tierras de Candamo, son las palabras de Myrette Tiano:

“La fresa, delicioso elementos para la gastronomía y feliz hallazgo para la poesía. Los poetas modernistas, preocupados por la belleza, la sonoridad y el color de las formas poéticas sustituyeron, al evocar el rojo de los labios femeninos, el frío coral renacentista por la calida y carnosa belleza roja de la fresa.”